Para Qué Conocernos?

Para Qué Conocernos?

Hola mi gente bella, Hablemos del por qué es tan importante conocernos desde un primer escalón, luego en otros post iremos profundizando algunas aristas que aquí voy a mencionar.
Muchas veces confundimos la palabra conocernos con psicoanalizarnos, y todo depende del cristal a través del cual miremos y el ángulo del cristal que usemos para mirar. Conocernos puede ir desde observarnos en un día normal y estar presente en todo lo que hacemos, identificando nuestros hábitos, rutinas y manías, hasta la profundidad de nuestras emociones, creencias, paradigmas, etc. Otras tantas veces subestimamos el significado de conocernos y no nos cabe en la cabeza eso de que alguien no se conozca a sí mismo, nos parece hasta absurdo e irreal, lamento informarles que eso es tan común como tomarnos un café en la mañana. De hecho, todas las personas tenemos momentos en donde nos desconocemos por completo.

En mi percepción y basado en la experiencia que he tenido con mis clientes y en mi propio recorrido por el conocerme, me atrevo a decir que el proceso de conocernos es un proceso que dura toda la vida.

En las últimas tres semanas implementé por mis redes sociales un camino de 21 días de ejercicios intencionados y enfocados en conocer como estamos siendo hoy, como está nuestra valía personal hoy, nuestro merecimiento, nuestra toma de decisiones, nuestras conversaciones y hasta como coloco en acción mis planes. El primero de estos ejercicios era hacer el hábito de mirarse al espejo, fue impresionante la cantidad de personas que me comentaron que tenían mucho tiempo sin observarse, que este ejercicio fue como reconocerse, reencontrarse consigo mismos y yo me preguntaba ¿Cómo no nos damos 5 minutos al día para conocer nuestras facciones, nuestro rostro, nuestras muecas, si tenemos arrugas nuevas o si tenemos el ceño más o menos fruncido que antes?, ¿ustedes desde cuándo no se observan en sus espejos?

Este pequeño ejercicio es tan solo una muestra de los incontables beneficios que tiene estar conscientemente conociéndonos. Como dicen los grandes maestros, estar despiertos. Todos los días estamos diferentes, tenemos experiencias y desafíos diferentes, muchas veces repetidos y ya sabemos cómo movernos, pero otras veces son situaciones nuevas y nos toca reinventarnos, aprender, cambiar. Todos los días crecemos, maduramos, todos los días tenemos encuentros con lo mejor de nosotros y a veces con nuestras sombras, que, aunque muchos de nosotros tratemos de ocultarlas siempre salen posando en alguna foto de nuestra vida.

about-health7
Conocernos nos permite mirar nuestras fortalezas, nuestros talentos, que herramientas tenemos y así usarlas cuando las necesitemos. Nos permite saber que queremos, y distinguir que nos acerca o aleja de ese querer, y también nos permite decidir que soltar y que queremos cambiar, pulir o aprender. Conocernos nos quita drama de la vida y nos disminuye el sufrimiento. Conocerme me da la oportunidad de saber dónde estoy parada, sobre todo internamente, puedo reconocer mis emociones, como yo siento cada una de ellas, en cuál estoy más tiempo, y cómo influye esa emoción en mi momento actual.

Por otro lado, puedo reconocer todos los roles que habito en mi vivir, madre, esposa, hermana, hija, tía consentidora – no cualquier tía, sobrina, amiga, coach, consultora empresarial, ama de casa, y no se si se me escapa algún otro nuevo rol que aún no tengo registrado, oh si, aprendiz de escritora. ¿Cómo sería el manejo de sus tiempos y agendas si comienzan a reconocer en todos los roles que están?, y quién sabe, cuántas decisiones estarán inmersas solo en el descubrir en cuántos y cuáles roles están, cuales les brindan bienestar y cuales los alejan de eso.

Otro de los grandes beneficios de conocernos, es saber que nos gusta y que no, que permitimos y que no, y así ser capaces de colocar limites desde nuestra paz, pero el tema de los límites lo vamos a dejar para otro post, ¿les parece?

En resumen, el conocernos nos habilita a auto-gestionarnos, tomar decisiones de acuerdo a nuestro cuidado y paz, a saber que tenemos en nuestras cajitas de herramientas y también de que carecemos.

Mi invitación es a conocernos constantemente y acompañarnos de forma despierta en nuestro camino, estar presentes para nosotros mismos, desde la fluidez, desde la aceptación y desde el abrir nuevos caminos y oportunidades para nosotros. Mucho cuidado con quedarse escarbando para buscarse defectos o darse látigo sobre él porque han sido como han sido. Reconozcamos nuestra historia con compasión, con comprensión y usémosla a nuestro favor para ser mejores Seres Humanos cada día, más conectados con nosotros mismos, con mayor capacidad de auto-aceptación y sobre todo AMOR por nosotros mismos.

 

Cuento con ustedes!!!